Sus laberintos, entonces, multiplican imaginarios que poseen un valor simbólico más allá de la obviedad.  He allí el origen de su encanto.  Como objetos artísticos responden por sí mismos al espectador sin necesidad de un manifiesto, tan de moda, que los explique.  Esenciales en su sencillez, manifiestan ideas correspondientes a su tiempo.

G.M.

La exposición Laberintos del artista multifacético, Rodrigo Santa Cruz Anchissi, será inaugurada en la Galería el Attico (4ta. Av 15-45, Zona 14, Ciudad de Guatemala) el 4 de agosto a las 19 horas.

Rodrigo Santa Cruz

Rodrigo Santa Cruz es psicólogo y ha cursado estudios en política, recursos humanos, arquitectura y fotografía. Sus inicios en el arte fueron como coleccionista hasta que decidió incursionar en la escultura.

Entre sus exposiciones más recientes se encuentra “Introspecciones”, llevada a cabo en junio de 2015 en la Galería de la Fundación Rozas Botrán. En su obra se aprecian elementos abstractos y gométricos; así como influencias del arte prehispánico y colonial.

“Su trabajo luce limpio, ordenado y metódico.  Es una secuencia de diálogos personales cuyo proceso se inicia ya en una canción, bien en una lectura o en algo que captó su atención y se quedó rondando en el departamento de ideas que posee en su cerebro.  En su obra cabe hablar de creatividad.  Depuración que va más allá de lo obvio.  De lo que se tiene en frente”, expresa Guillermo Monsanto, curador de la Galería el Attico.

 

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 30 de agosto.