Por Fabrizio Quemé

Ciudad de Guatemala, 22 de octubre, el reloj marca las 17:00 horas cuando una persona avanza hacia uno de los extremos de la Plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional de la Cultura. Con cada paso que da, este se despoja de zapatos y prendas de vestir, las cuales comienzan a trazar una línea desde su punto de partida.

Finalmente su cuerpo desnudo queda frente a una indumentaria maya, la cual al ser extendida deja ver un diseño poco común, que encaja en cada parte del cuerpo hasta dejarlo completamente cubierto.

El sujeto en cuestión es Manuel Tzoc, realizando el performance “Piel”, el cual ha atraído la atención de personas que circulan por la plaza, quienes se detienen a observar la pieza, junto a las personas que fueron invitadas previamente a través de un comunicado en la red. “¿Es un juguete?” “¿Qué esta haciendo?” “¿De qué trata?”, son algunas de las preguntas de los curiosos al observar la figura estática del artista bajo el tejido que evoca una segunda piel.

“Piel”, aborda tres temas puntuales: Memoria, origen y racismo. En palabras del artista, la pieza busca “el reconocimiento y dignificación de la identidad indígena”. Después de casi una hora del performance, este ha logrado su acometido, cuestionar a los curiosos que se han detenido a observar ese misterioso cuerpo, el cual luego de adoptar una postura fetal en el suelo, se pone de pie y avanza por la séptima avenida para finalizar la acción.

“Somos cuerpos hechos de tejidos con memoria que generan un lenguaje hecho de palabras para intentar acercarnos a nuestra poética del ser, apenas una verdad”
Manuel Tzoc

Manuel Tzoc Piel 01

Manuel Tzoc piel 03