¿a quién y a que pertenecemos?
¿De quién somos?
Como dijo mi amigo espiritual multifacético,
¿somos realmente de nosotros mismos?
¿o del tiempo, las circunstancias o los recuerdos?
¡vaya interrogante! y vaya dilema
Pertenecemos a nosotros cuando pensamos con el corazón
Y pertenecemos a la razón cuando pensamos con el cerebro.
Pertenecemos al tiempo cuando decimos:
“que bello atardecer”
Y pertenecemos a las circunstancias cuando decimos:
“que bellos labios”
Pero, sobre todo, pertenecemos a los recuerdos
Cuando de repente vamos por esa calle,
Sentimos ese perfume, escuchamos esa canción,
O pensamos en aquellos ojos.
Básica y complejamente es como si una pequeña
Parte de nuestra alma perteneciera a cada uno
De estos factores y eso nos hiciera lo que somos ahora.
Pertenecernos a nosotros mismos
Es un trayecto muchas veces solitario,
No necesariamente como algo malo.
Pertenecernos es también saber
Hasta qué punto queremos ser pertenecidos.
No es una soledad desalentadora,
Es una soledad motivadora.
Necesaria para comprender y comprendernos.
Pertenecemos a nosotros al darnos un gusto
Pertenecemos a nuestros amigos al compartir un trago
Pertenecemos al tiempo al despertar
Pero hay algo a lo que no pertenecemos aun,
Al día de mañana.
Ella.
Ella despierta otro día
Y ve por la ventana
La lluvia cae
Y el sol brilla.
Ella piensa por un instante
¿acaso me ahogare en las gotas?
Mientras baila en la luz cortante.
Ella recuerda aquel tiempo
Donde todo era más simple
Susurra al viento y cae en el lamento.
Ella cree que no es suficiente
Y sigo sin entender porque
¿Qué acaso no te das cuenta que todo el día estas en mi mente?
Amor mírame a los ojos y deja de preguntar porque
Amor estoy feliz hoy porque al fin te encontré.
Ella camina por esa calle como lo hace día tras día
¡espera corazón! Tratare de no llegar tarde.
Ella vive su día como cualquier otro
Es bueno saber que estas en casa
Déjame llevarte unas rosas, necesito ver ese bello rostro.
Amor mírame a los ojos y deja de preguntar porque,
Amor estoy feliz hoy porque al fin te encontré.
Atitlán
Bella tierra de misterio,
recuerdos y sonetos.
me atrevo a decir que son incalculables
las sonrisas que han reflejado tus olas.
La Belleza crepuscular
que se eleva imperiosamente
cuando recorro tus aguas
me deja sin aliento
una y otra vez.
Eres ese misterio
que ansío descubrir
cuando me encuentro lejos,
y eres ese recuerdo
que guardo con amor,
pues me enseñaste
que existe el cielo
aquí en mi tierra.
Sé que serán muchos los sonetos
que harán oda a tu nombre.
Teoría musical
Bella teoría musical
Como a la mujer
Difícil de interpretar
Cada tiempo, cada compas
Cada nota, cada sonido
Realmente satisfactorio de practicar.
Fábrica de alegría
Reflejos del sentir profundo
Cada momento, cada recuerdo
Cada ilusión, cada sueño
Realmente satisfactorio de abrazar.
Arturo Monroy 
Ha compartido su poesía en eventos como: Art attack Fest de Mustache Productions, Festival Poetas por KM2 y Poetry Slam Guatemala, donde resultó ganador en el mes de febrero.
Dirige la página Cultura Bohemia, la cual fomenta el arte y la poesía.
Link a Cultura Bohemia: https://www.facebook.com/CulturaBohemiaGT/