En esta ocasión, la escritora Ruth Gaviota nos comparte cuatro de sus poemas para la sección Radar Poético. Actualmente la escritora se encuentra por publicar el poemario “Aguas Profundas” y trabaja en otras novelas de temática espiritual y social.

 

Insomnio

Cuando el mundo cruel y fatídico

lacera mi alma

voy siempre al pozo en donde sacio

mi necesidad de paz

en donde encuentro tus canciones

y la dulzura que escondes bajo las alas negras,

destellos de cielo anochecido, repleto de estrellas.

Y paseo en tus palabras,

bailo en tu recuerdo

y me recreo en nuestro amorío,

y entonces, sólo entonces consigo dormir,

acurrucada entre los brazos del viento,

como niña imprudente arrebatando un beso

a una boca ausente…

Si existiera la medición exacta

me derrocharías en tus mañanas de resaca

como fresco mineral que corre por entre tus entrañas,

me llamarías insomnio o espejo,

llenándote de mi precioso reflejo

y me guardarías entonces en tu bolsillo izquierdo

para besarme cual relicario

cada vez que te asuste el sabor de mi recuerdo.

 

 

Apuro

Aquí estoy en la colina en donde nuestros ancestros labraron la tierra,

abrieron caminos, donde las raíces luminosas y profundas me abrazan.

Aquí estoy, en el lugar lejano onde los árboles añosos danzan al viento,

la broza hace una alfombra sepia que cruje bajo mis fríos pies.

Estoy en el abrazo tierno de mi Susanita,

en El Edén de mi padre,

sentada frente al arbolón de corteza ahuecada,

tan viejo como los recuerdos de mi madre.

Estoy temblando del frio y los recuerdos.

quiero vivir aquí,

pero me asalta tu recuerdo,

me apuran tus palabras

y el amor que en silencio

hace un cielo en nuestras almas.

 

 

Su Corazón Derecho

Al mismo tiempo rompe la vasija de mis labios

y ríe con una lágrima bien puesta en el corazón derecho,

sucede el milagro de dejar intacto su lado izquierdo,

el fuerte, el verdadero, el sentido…

Y me despoja de los sueños y la canción de amor,

no sabe de mis caminos, me ama a medias,

tan a medias como a un pie sin huella,

me quedo en el umbral de sus quisiera…

y me deja morir como sol sin fulgor,

me dice niña cuando en su ser me envejeció,

y vivo sin vivir, muero sin morir…

y todo por qué?

porque el me ama con su corazón derecho

y el izquierdo lo ocupa con quien a él no le ama…

 

Honestidad

Le abrí la puerta al dolor,

abracé genuinamente a la soledad,

fui honesta con quien vi en el espejo,

desnudé mi alma pobre y enferma,

me reía cínicamente de mi…

y al hacer todo eso gané,

me acepté y me amé desde entonces,

sin esos prejuicios que impone la sociedad,

sin esos moldes estructurales que son tan convenientes

según los demás…

En fin,

enloquecí un poco más

para ser feliz.

 

Lesbia Consuelo López Orizabal (1970- ), conocida bajo el pseudónimo de Ruth Gaviota, ha participado en lecturas de poesía de la Fundación Myrna Mack, de la Asociación “Semillas de pensamiento”, en Petén con la Asociación “Despertando Conciencia”, en Antigua Guatemala con el evento internacional “Grito de Mujer” y en la Embajada de México en un homenaje a Facundo Cabral, Festival “Mil Poetas por el Cambio”, entre otros.